Menu

sábado, 28 de julio de 2012

Crítica Integral Favole

La vida te ofrece regalos inesperados, y uno de los más bellos que he vivido profesionalmente se llama Victoria Francés. Me gustaría decir, ya que me encuentro entre estas páginas tan oníricas, que nuestro encuentro fue mágico, que chocamos en una biblioteca, sus dibujos cayeron al suelo y así descubrí su arte. Pero la realidad es que Victoria nos mandó un correo electrónico con algunas de sus ilustraciones sin más pretensión que darse a conocer.

Y allí sí que había magia. Independientemente de la calidad técnica, que era mejorable aunque ya apuntaba un estilo muy personal, se notaba que aquellas ilustraciones estaban cargadas de sentimiento, que estaban trazadas desde el corazón... Cuando leí que aquella persona tenía solo 20 años, le propuse vernos y el mismo día del encuentro decidimos crear el proyecto del primer libro de Favole, que terminaría por convertirse en una trilogía.

El trabajo de un editor consiste en trazar los caminos para que la obra de un autor encuentre a sus lectores, y esto ha sido realmente gratificante en el caso de Victoria Francés, donde no hablamos solo de un libro, sino del inicio de una carrera de éxito como pocas veces he visto en mis años de profesión. Con todo lo bueno y todo lo malo que conlleva un éxito meteórico para alguien tan joven. Definir por qué Victoria Francés gusta tanto, y a lectores de todo el planeta, no es fácil. Creo simplemente que conecta con la gente porque en sus ilustraciones es ella misma, porque esos son sus sueños, sus sensaciones, su piel... y eso es algo que está a prueba de modas y estudios de marketing. Solo hay que ver los nervios palpables de la gente que hace cola en sus sesiones de firmas... recuerdo una vez en la que grabamos en vídeo a los lectores y les preguntábamos por qué les gustaba el arte de Victoria Francés. La gran mayoría, al contestar, se llevaban las dos manos al corazón.

Victoria es una artista muy especial también por su alta implicación y profesionalidad. Desde el inicio ha trascendido el simple papel de ilustradora para convertirse en directora artística de su propia carrera. Diseña su vestuario, cuida al detalle sus apariciones públicas, dirige el diseño de sus libros y siempre sabe lo que quiere, imprimiendo un alto grado de exigencia. Como decía, un regalo para un editor, pues trabajar con alguien así eleva también nuestro nivel de autoexigencia y multiplica la gratificación al ver la entusiasta reacción de su público.

En el inicio, Favole era una amalgama de ilustraciones con un mismo espíritu, pero que no estaban realmente conectadas entre sí. Cuando decidimos reunirlas en un libro, Victoria comenzó a darles forma y a hilvanarlas con textos, detalles y adornos, siendo cada volumen mejor que el anterior. Desde hace años, acariciábamos la idea de reunir todo en un único libro, con un nuevo diseño más homogéneo, que convierta a la saga en el clásico imperecedero que merece ser. Espero que esta nueva edición, ideada de principio a fin por la propia autora y que respeta el espíritu original, nos permita seguir conectando con las miles y miles de almas gemelas de Victoria Francés en todo el mundo.

Fuente: Óscar Valiente Norma Editorial








0 comentarios:

Publicar un comentario

 

Victoria Francés Fantasy | Creative Commons Attribution- Noncommercial License | Dandy Dandilion Designed by Simply Fabulous Blogger Templates